Galaxy, la tableta de Samsung que pretende hacer sombra al iPad