Un nanochip que detecta cáncer en fase inicial

¿Y si pudiera diagnosticarse un tumor cuando éste está en sus fases tempranas cuando apenas afecta a unas pocas células? Un equipo de científicos del Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) ha logrado crear un diminuto chip que detecta marcadores de proteínas de cáncer en la sangre. Este descubrimiento evitará tener que esperar a que el tumor sea detectable a nivel macroscópico (cuando ya está formado por millones de células cancerosas), que es la fórmula general por la que se detectan la mayoría de los cánceres actuales.

 

El funcionamiento de este nanochip que mide apenas unos centímetros cuadrados, es sencillo: el dispositivo tiene la capacidad de detectar concentraciones muy bajas de estas proteínas de cáncer en la sangre, por lo que permite el diagnóstico de la enfermedad en una etapa precoz, lo cual puede suponer un gran avance para un tratamiento más adecuado y temprano de esta enfermedad, no solo por su fiabilidad, sensibilidad y bajo coste, sino también a su manejo y portabilidad.

 

El dispositivo lab-on-a-chip contiene además varios sensores distribuidos en una red de microcanales de fluidos, que permite llevar a cabo múltiples análisis: monitorea cualquier cambio que se produzca en la sangre, proporcionando una evaluación directa y fidedigna del riesgo del paciente a desarrollar un determinado cáncer.

 

“Lo más fascinante del descubrimiento es que somos capaces de detectar concentraciones extremadamente bajas de esta proteína en cuestión de minutos, lo que hace este dispositivo una herramienta de última generación, un instrumento ultra-sensible y poderoso que mejorará la detección temprana y el seguimiento del tratamiento de cáncer”, afirma Romain Quidant, líder del proyecto.

 

Crédito imagen: ICFO

 

Etiquetas: cáncerinnovaciónnanotecnologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar