Un microscopio del tamaño de un bolígrafo que identifica células cancerígenas

Una solución innovadora para las cirugías de tumores cerebrales.

Eliminar un tumor maligno del cerebro, proteger la materia cerebral sana y minimizar el daño neurológico. Estas deberían ser las premisas de toda intervención quirúrgica relativa a un tumor cerebral, sin embargo, una vez que el cráneo de un paciente está abierto, distinguir con celeridad y con seguridad entre las células normales y las células cancerosas no es una tarea sencilla.

 

Pero, ¿y si pudiéramos mirar con un microscopio en miniatura, con el aspecto y tamaño de un bolígrafo y pudiéramos “ver” a nivel celular qué zonas hay que extirpar y cuáles no? Ya es una realidad. El microscopio-bolígrafo está siendo desarrollado por la Universidad de Washington en colaboración con el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, la Universidad de Stanford y el Instituto Neurológico Barrow (EE.UU.).


Los cirujanos no tienen una buena manera de saber cuándo han terminado de cortar un tumor. Están usando su sentido de la vista, su sentido del tacto, imágenes preoperatorias del cerebro y muchas veces esto es bastante subjetivo. Ser capaz de hacer zoom y ver a nivel celular durante la cirugía realmente ayudaría a diferenciar con precisión entre el tumor y los tejidos normales y mejorar los resultados del paciente”, explica Jonathan Liu, líder del estudio.

 

El innovador microscopio combina diversas tecnologías (como el doble eje de microscopía confocal) para ofrecer imágenes de alta calidad (hasta a medio milímetro por debajo de la superficie del tejido y con resolución suficiente para ver los detalles subcelulares) a velocidades más rápidas que los dispositivos actuales, lo que podría servir no solo para este tipo operaciones sino para cualquier tipo de intervención que requiera de procedimientos invasivos para el paciente (idóneo para dentistas, dermatólogos...).

 

Los investigadores esperan comenzar a probar esta herramienta en la práctica clínica el próximo año.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Biomedical Optics Express.

 

Etiquetas: cáncerinnovaciónsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar