Un implante para fabricar recuerdos

Si existe una lesión, producida por un accidente o enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, se interrumpe el proceso.

Cuando recibimos un estímulo sensorial, nuestro cerebro activa una serie de mecanismos bioquímicos que pueden convertirlo en recuerdo, esas bolitas amarillas que aparecían en la película Del revés. Concretamente, la señal –una imagen, un olor, un nombre, una canción …– atraviesa diversas regiones del hipocampo, el centro de operaciones de la memoria humana.

 

Durante el viaje, dicha señal eléctrica se recodifica para ser convenientemente almacenada como una memoria a largo plazo. Sin embargo, si existe una lesión, producida por un accidente o enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer, se interrumpe el proceso. El cerebro deja de fabricar recuerdos, aunque puede conservar los antiguos, anteriores al daño neuronal.

 

Eso es lo que intentan reparar científicos de la Universidad del Sur de California y el Centro Médico Wake Forest Baptist, en EE UU, quienes han desarrollado una especie de baipás o puente para superar la zona lesionada del hipocampo. Se trata un implante de electrodos capaz de recodificar las señales eléctricas y que ha funcionado en ensayos con animales.

 

Para poner a punto la prótesis, los investigadores examinaron ese sutil mecanismo de traducción en personas epilépticas a los que ya se les había insertado electrodos en el hipocampo debido a su problema. Así crearon el algoritmo que hace funcionar al nuevo dispositivo, que todavía no ha sido probado en pacientes humanos.

Etiquetas: cerebroenfermedades neurodegenerativasinnovacióntecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar