Un implante de electrodos flexibles para estudiar el cerebro de los mamíferos

Un nuevo sistema que representa una red o malla flexible de electrodos que pueden ser inyectados directamente en tejidos y cavidades cerebrales de seres vivos nos acerca un paso más hacia la verdad tras el misterio que supone nuestro órgano pensante: el cerebro. El innovador tejido ha sido desarrollado por un equipo de científicos del centro Nacional de Nanociencia y Tecnología de Pekín (China) y del departamento de biología de la Universidad de Harvard (EE.UU).

 

La técnica, que puede ser introducida en tejidos cerebrales tanto biológicos como artificiales, ya ha sido probada en ratones, permitiendo mejorar la actividad cerebral de los roedores objeto de estudio y monitorizarla. En sí, los electrodos -inyectados en el hipocampo y el ventrículo lateral del cerbero- trabajaron conjuntamente con las neuronas sanas sin crear una respuesta del sistema inmune, esto es, no fueron rechazadas por el organismo.

 

Una de las claves del éxito de este dispositivo, es que su enorme flexibilidad y su gran compresión (puede introducirse con un aguja de 0,1 mm de diámetro) hacen que pueda acoplarse en tejidos vivos sin obstáculo alguno. La red, se introduce plegada a través de una aguja y, una vez dentro de tejido, se despliega a su forma original.

 

“El desarrollo futuro de este tipo de sistemas inyectables podría conducir a importantes avances en la implantación de biolectrones y la biomonitorización del cerebro”, explican los investigadores.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Nature Nanotechnology.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar