Un proyecto español crea ropa que cambia de color cuando el bebé tiene fiebre

body-fiebre-bebeNo siempre es fácil saber por qué un niño llora desconsoladamente. Para evitar peligros cuando los pequeños están enfermos acaban de desarrollar un body que cambia de color cuando aumenta demasiado la temperatura corporal del niño.

La somnolencia y la aparente tranquilidad son algunos de los síntomas que se producen cuando los bebés tienen fiebre. Es por ello que los padres tardan en darse cuenta de la elevada temperatura del niño, con el consiguiente peligro para el mismo. Para evitar estas posibles situaciones de riesgo, la empresa Ramón Espí junto con el Instituto Tecnológico Textil Aitex han creado un body que reaciona ante las altas temperaturas.

La prenda desarrollada incorpora un sensor termocrómico que provoca un cambio de color en el estampado del body, alertando a los padres de una temperatura corporal fuera de la normalidad. De este modo se acorta el tiempo entre que comienza el estado febril y su detección, atajando más rápidamente el problema.

Para desarrollar esta nueva prenda, en primer lugar se estudiaron las variaciones térmicas de los bebés, para establecer la temperatura a partir de la cual el tejido debía cambiar de color. Posteriormente se analizaron distintas partes del cuerpo para decidir cuál era el lugar más fiable donde colocar el sensor de temperatura, llegando a la conclusión que el lugar más apropiado era el cuello. Finalmente se buscaron los pigmentos termocrómicos que funcionaran como indicadores de la fiebre.

Pigmentos termocrómicos

En este tipo de pigmentos , el calor provoca una reorientación de las moléculas lo que a su vez se traduce en un cambio de color.

Tras diversos ensayos con tintas termocrómicas los investigadores decidieron que lo mejor era utilizar un pigmento termocrómico azul con un pigmento convencional rojo. De este modo, al mezclarse los pigmentos el color resultante es un morado, pero cuando se alcanza la temperatura de viraje del pigmento azul, este color desaparece permaneciendo únicamente el rojo, dando de este modo la voz de alarma.

Según han informado los fabricantes el body costará entre 5 y 7 euros y se venderá en las tiendas habituales, donde se encuentran el resto de la colección de Rapife Baby y en otras tiendas especializadas.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar