Detección de los vertidos de petróleo en tiempo real

vertidos-fuelUn sistema de inteligencia artificial aplicado a la detección de contaminantes en el medio marino por medio de imágenes de satélite permite detectar vertidos contaminantes (independientemente de su tamaño). El proyecto se centra principalmente en los pequeños vertidos causados por los la limpieza de los depósitos de pequeños barcos.

Después del desastre del vertido de petróleo en el Golfo de México cualquier ayuda a la detección de los residuos en el mar es más que una buena idea. En la Universidad de Santiago de Compostela (USC), y más concretamente el equipo del investigador José Manuel Cotos Yáñez, han desarrollado este nuevo sistema de detección de estos pequeños vertidos que a la larga pueden resultar muy contaminantes.

La base del proyecto son imágenes obtenidas mediante teledetección activa a bordo de satélites, en este caso a través de los radares. Las imágenes obtenidas son una matriz de puntos, cada uno de los cuales tiene asignado un valor dentro de la escala de grises. Cada superficie tiene una respuesta distinta ante este tipo de señal radioeléctrica, de modo que si existe un vertido de petróleo, el sensor lo registra como una mancha negra homogénea muy distinta a la que captura cuando el mar está limpio.

Como indican los investigadores, no todas las manchas negras indican la presencia de combustibles. El objetivo es conseguir un sistema de apoyo a la toma de decisiones que mejore los actuales para distinguir falsos positivos. Una mancha negra puede deberse a una mancha de combustible o a otros efectos naturales, como la presencia de algas en la superficie o la existencia de masas de hielo. Así pues, es necesario incorporar información de contexto, como la velocidad, la dirección del viento, las posiciones de las embarcaciones, etc.

En cualquier caso, lo verdaderamente novedoso del proyecto está en la integración de distintas técnicas de inteligencia artificial y de procesamiento de imágenes para el análisis e interpretación de datos que proceden de sensores de radar. Además, la principal ventaja de utilizar sensores de radar es que pueden utilizarse incluso con nubes o de noche.

Vertido del Golfo de México

El equipo de la USC colabora con el investigador americano Óscar García Pineda, de la Universidad Estatal de Florida, que trabaja desde hace años con la NASA y la Agencia Americana Oceánica y Atmosférica (NOAA). Este experto, ha desarrollado un algoritmo matemático basado en redes de neuronas artificiales para el estudio de este tipo de vertidos. En concreto se está aplicando para hacer el seguimiento diario de la mancha del Golfo de México, estimando la cantidad vertida y asistiendo al gobierno norteamericano en el problema.

El investigador americano está dando soporte al equipo español en el desarrollo de este proyecto, aportando sus conocimientos y su experiencia, puesto que lleva años monitorizando vertidos y cuenta con una gran base de datos histórica con evidencias de vertidos.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar