No más goles fantasma

gol_fantasma

La FIFA, tras años de negativas a incluir nuevas tecnologías en los partidos de fútbol, ha accedido a implementar dos nuevos sistemas que acabarán con los goles fantasma. Gracias a GoalRef y el EyeHawk (el famoso ojo de halcón que se usa desde hace años en los partidos de tenis) se terminarán las eternas discusiones en los bares intentando dilucidar si el balón ha sobrepasado o no la línea completamente. ¿Cómo funcionan estas dos tecnologías?

 

Estas dos tecnologías son las únicas que han conseguido pasar los criterios de la International Board para ser utilizados: inmediatez: el árbitro debe saber si ha entrado el balón en menos de un segundo; exactitud: no cabe error alguno, tiene que ser exacto al 100%; utilización: debe poder usarse tanto de día como de noche así como en caso de lluvia o nieve.

El ojo de halcón basa su eficacia en una red de cámaras de alta velocidad que siguen los movimientos del balón Según un proceso de triangulación y un sistema de cotejo de píxeles respecto a la superficie, se consigue saber exactamente la posición exacta de la pelota, conociendo perfectamente si ha superado la línea. El ejemplo más claro son los partidos de tenis, donde se ha convertido en un elemento indispensable para el arbitraje.

Por su parte, el GoalRef genera un campo magnético de baja frecuencia en la portería. Gracias a un chip que está dentro del balón, si este rebasa completamente el arco, el sistema manda una señal inmediatamente a los cronómetros de los árbitros. En boca de sus creadores, "nuestro sistema funciona en cada portería, con 10 antenas montadas en los postes y el larguero, revestidas de plástico. Hay un excitador (o inductor) enterrado parcialmente, conectado a un procesador. Dentro del balón tenemos tres bobinas electrónicas situadas entre la cámara de aire y los paneles del balón. Cuando el balón entra en la portería, el sistema de la antena se activa y ?excita' al procesador. Una vez que se ha traspasado el campo magnético, lo que equivale a marcar un gol, la señal inalámbrica de radiofrecuencia se transmite al reloj del árbitro".

El árbitro tendrá la última palabra

En cualquier caso, según ha explicado la International Football Association Board, perteneciente a la FIFA y encargada de dictar las normas en el fútbol, "el árbitro puede ignorar la información que recibe en su reloj durante el partido si está seguro de que no funciona correctamente". Además, han explicado que igual que se revisan las redes antes de cada encuentro, también se comprobará si el método funciona y, si los resultados no satisfacen al árbitro, "puede optar por no usar el sistema".

Estos dos sistemas se empezarán a utilizar en el próximo Mundial de Clubes de Tokio, en el mes de diciembre de este año. A partir de 2013, se acabaron los goles fantasmas.

 

Etiquetas: tecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar