Sujetador mascarilla para emergencias

sujetador-mascarillaLa científica ucraniana Elena Bodnar, quizá inspirada en el accidente nuclear más famoso de la historia (Chernóbil), ha decidido crear un sujetador que, en caso de emergencia, funcionara también como mascarilla de seguridad contra sustancias tóxicas.

 

Emergency Bra (sujetador de emergencia en inglés) es su nombre y su originalidad salta a la vista. Eso sí, quien lo compre, tanto en la página web dedicada a esta idea (www.ebbra.com) como en el mismísimo Museo del MIT en Cambridge, esperará no tener que utilizarlo nunca como mascarilla.

Su funcionamiento es muy sencillo. El cierre se encuentra en la zona central que une ambas copas en el pecho, de modo que al soltarlas y atarlas por detrás de la cabeza se convierten en dos mascarillas unipersonales. Además de poder utilizarse como mascarilla, este extraño sujetador sirve también como sostén para amamantar, pues se puede colocar sólo sobre un pecho mientras el otro queda liberado para el mamón

Su creadora, orgullosa de su invento, durante la entrega de los premios Ig Nobel (aquellos que premian los estudios o artilugios más absurdos de la ciencia) explicó que la utilidad de su lencería no afecta sólo a la persona que lo lleva sino también a cualquier otro, al convertirse en dos mascarillas. "¿Acaso no es maravilloso que las mujeres tengamos dos pechos en vez de uno? Así no solo podemos salvar nuestra vida, sino también la del hombre que nosotras elijamos" apuntaba.

Las tallas oscilan entre la 32B y la 40C, aunque la creadora ha asegurado que en caso de emergencia el tamaño de la copa no importa. Está disponible únicamente en color rojo y cuesta 29,99 dólares, unos 22 euros.

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar