Señales de tráfico antigolpes

senales-antigolpesUna empresa sevillana ha creado unas señales que salen literalmente disparados cuando reciben el impacto del vehículo en un supuesto accidente. El sistema es más barato, se instala en la mitad de tiempo, emplea materiales reciclados y lo más importante, podría salvar las vidas de los ocupantes de los coches cuando se producen colisiones de este tipo.

La seguridad vial no es sólo cosa de los fabricantes de coches o la propia Dirección General de Tráfico. Los elementos de señalización y seguridad en la carretera pueden ser un arma mortal para los conductores, como ocurre con los guardarrailes para los motoristas. Muchos accidentes en ciudad terminan con un coche empotrado contra una señal de tráfico y sus ocupantes seriamente lastimados y el coche destrozado. Para este tipo de accidentes, Brilliant Tecnics ha creado un sistema llamado Ecoimpact con el que pretenden reducir el daño tanto para los ocupantes como para el vehículo en estos siniestros.

La señal, cuando recibe el impacto, sale despedido de su punto de anclaje minimizando los daños. Básicamente, se trata de un soporte sobre el que se monta la señal de tráfico que permite ser arrollada cuando se produce el impacto.

Seguridad, eficiencia y economía

Según la empresa que lo está desarrollando, tiene tres propiedades esenciales: seguridad, eficiencia y economía. Seguridad por motivos obvios, al reducir la resistencia al impacto y evitar daños en el coche y sus ocupantes. Eficiencia pues no necesita cimentación, pudiendo anclarse en la superficie y reduciendo el tiempo de instalación a la mitad. Y economía al estar fabricado con un polímero un 66 por ciento más barato que el clásico acero galvanizado que se utiliza en las señales convencionales.

Brilliant Tecnics ha especificado además que estas nuevas señales tiene un menor impacto sobre el medio ambiente, pues en su fabricación se utilizan materiales reciclados. Desde la empresa andaluza aseguran que de los 150 euros de media que cuesta la instalación de una señal convencional se podría pasar a 120 euros, lo que a la larga supondría un ahorro importante a las arcas municipales.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar