Ropa interior inteligente

ropa-interior-inteligenteMás allá del diseño, la comodidad o la marca, está la salud. Por eso en el departamento de nanoingeniería de la Universidad de California San Diego han creado unos calzoncillos que incorporan un biosensor que en contacto con la piel mide diversos signos vitales. Probablemente, los primeros en probar la ropa interior sean los militares norteamericanos.

La idea del invento es conseguir que para monitorizar a un paciente no sea necesario que esté ingresado en un hospital. Y si el 99 por ciento de la población lleva ropa interior, ¿por qué no utilizar la propia prenda como soporte físico de una tecnología que pueda detectar el ritmo cardiaco, la presión arterial, etc.?

Pues dicho y hecho, según el mundo digital, el equipo del profesor Joseph Wang de la University of California San Diego, del departamento de nanoingeniería, han creado exactamente eso, unos calzoncillos que tienen impreso un sensor con electrodos de carbono que controlan cómo está el cuerpo.

El proyecto está financiado por el ejército de los Estados Unidos y probablemente los soldados sean los conejillos de indias de esta tecnología. Como explicó el profesor Wang, "esta iniciativa específica involucra el monitoreo de las lesiones de los soldados durante la cirugía en el campo de batalla y el objetivo es desarrollar sensores mínimamente invasivos que puedan ubicar e identificar el tipo de herida".

El siguiente paso es que la tinta con el biosensor incorporado sea capaz ya no solo del control y aviso de los niveles y las constantes vitales, sino conseguir emitir fármacos para reducir el dolor y tratar posibles heridas.

Alertar de posibles riesgos

Está claro que el avance no sólo tiene usos a nivel bélico, sino que sus aplicaciones fuera de la guerra son evidentes. Como apuntó Wang, "prevemos la tendencia de la medicina personalizada para monitorear remotamente a los ancianos en su casa, controlar una amplia variedad de marcadores biomédicos, por ejemplo cardiacos, alertar sobre un posible accidente cerebrovascular y cambios diabéticos entre otros"

Se trata del primer paso para conseguir un sistema fiable de monitoreo a distancia, pero el camino ya está marcado para que en el futuro no sea necesaria una hospitalización de los pacientes en el control de ciertas enfermedades.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar