Pequeñines, sí

Lo pequeño está de moda y muy pronto va a estarlo todavía más en el mundo del automóvil. El panorama social ha cambiado y eso puede hacer variar los gustos de los compradores. ¿De hecho, qué sentido tiene para un usuario urbano moverse por la gran ciudad en un coche de 4,5 m de largo pudiendo hacerlo en uno de 3,5, más ecológico por su menor consumo y más barato?

Menos impuestos. El nuevo Impuesto de Matriculación, que entra en vigor el 1 de enero, puede ser determinante de este cambio de actitud. "Contribuyo a salvaguardar el medio ambiente, ahorro dinero en la compra de mi automóvil y gasto menos en combustible". Se puede presumir de eso, en vez de que te tachen de antiecológico además de poco inteligente por el dinero que pierdes y por el tiempo extra que empleas en aparcar. La llegada de modelos atractivos, seguros y dinámicos, como el Fiat 500 o el Renault Twingo, que emiten menos de 120 g/km de CO2 y pagarán cero euros de Impuesto de Matriculación, puede hacer que muchos compradores se decidan por un modelo más pequeño de lo habitual.

Vienen más. Pero esto sería sólo el comienzo. Junto al smart de dos asientos pronto habrá nuevos minicoches, con emisiones de CO2 inferiores a 100 g/km. Toyota y Volkswagen ya han presentado sendos conceptos, llamados iQ y up!, respectivamente de 2,98 y 3,45 m de longitud, que serán fabricados en serie. Ambos son ligeros, pequeños y ecológicos. Son las nuevas generaciones del automóvil.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar