Nuevas maneras, elegantes y ecológicas, de abandonar este mundo

Como ha puesto de manifiesto la feria Funermostra , que se clausuró el 29 de mayo en Valencia, el sector funerario también busca la renovación para enganchar a los “consumidores” de hoy día.

 

Así, la urna Pangea, presentada por la compañía Sortem, se puede fragmentar de manera equitativa entre familiares y seres queridos. La firma Resistible ha enseñado sus cajas de tablero ecológico y en cartón reciclado, de una estética limpia, “sin extravagancias”. Ramón Chao, junto con Limbo Disenny, ha acudido con un filtro de gases para el traslado de cadáveres que a la vez se puede incinerar junto con el ataúd, mientras que las nuevas urnas de Inzein no ofrecen apariencia funeraria y se convierten en compost (abono orgánico).

 

Por su parte, el proyecto omneo pretende ser el “Apple” del cementerio. El concepto, desde luego, destila la pureza de formas de los artilugios de la marca de la manzana. Como explica uno de los dos creadores de la idea, el escultor Bruno Mezcua, consiste en “la solidificación de las cenizas del fallecido para convertirlas en un prisma de cuidado diseño, que se protege recostado en un estuche de aluminio”.

 

Si no estás avisado, de lejos puedes confundirlo con un altavoz de Bang&Olufsen. Además, el omneo está vinculado a una red social donde se guarda la memoria del fallecido con textos, vídeos y fotos de sus seres queridos.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar