Microaportaciones para apoyar el periodismo en Internet

Que el mundo del periodismo y los medios de comunicación no está pasando por su mejor momento es un secreto a voces. En el mundo digital se ha instaurado el modelo gratuito y lo normal es acceder sin pagar a cientos de miles de artículos, vídeos y fotografías. La pregunta es, ¿cómo encontrar un modelo de negocio en la era digital sin obligar a pagar a los internautas? Ya han nacido algunas alternativas que premian los contenidos de calidad a través de pequeños donativos.  

 

Una de las plataformas más conocidas es Flattr. Cada usuario carga una cantidad de dinero opcional en su cuenta y posteriormente realiza diversas aportaciones en los medios o contenidos que desea. Al final de mes la cantidad que decidamos acaba repartiéndose a uno 90/10 entre los creadores del contenido y el propio Flattr.  

 

Sin embargo este sistema no está muy extendido en los medios españoles, donde es más habitual la alternativa de suscripción directa anual o micromecenazgos (crowdfunding) para sacar adelante tanto proyectos periodísticos como de cualquier otra índole.

 

No obstante, en los últimos meses y de la mano de tres medios “alternativos” como Politikon, Jot Down y LaCaffe, ha tomado fuerza otro sistema de microaportaciones parecido a Flattr.  Su nombre es DropCoin y es una solución a caballo entre el comprar directamente los artículos periodísticos en sí mismos y financiarlos a través de crowdfunding. Básicamente se trata de pagar por lo que te gusta con una pequeña aportación.  

 

Gracias a un pequeño logotipo al final del artículo que acaba de leer, el usuario puede elegir la cantidad que  quiere donar (que oscila entre los 0,10€ y los 2€) mostrando su apoyo así al creador del artículo, la ilustración, la fotografía, etcétera y fomentando su labor artística o periodística. Posteriormente te pedirá una tarjeta bancaria para realizar el pago, pero DropCoin no guarda ninguna información de tu tarjeta, sino que es la propia entidad bancaria la que registra los datos. Por seguridad la plataforma te pide una clave para confirmar la aportación, pero también puedes configurarlo para confirmar los dropcoins de manera más sencilla, con un solo clic.  

 

La diferencia entre DropCoin y otras plataformas es que no requiere ni de pagos previos ni de cuotas mensuales. Además, cada usuario podrá revisar sus donativos por fecha, cantidad y contenido de manera rápida y sencilla. 

 

En Muy Interesante hemos querido implementar este sistema de microdonaciones en nuestros artículos divulgativos. A partir de ahora encontrarás el logotipo de DropCoin en la parte inferior de cada contenido  para que cualquiera pueda aportar su granito de arena y que la ciencia continúe teniendo la importancia que se merece en el mundo digital.

 

De este modo el típico ‘me gusta’ se convierte en un ‘contribuyo’, convirtiendo estas pequeñas aportaciones en ‘me gusta sonoros’, como apuntan desde DropCoin. Un pequeño agradecimiento en forma de microdonación puede hacer viable proyectos que, de otra manera, están abocados a desaparecer.

 

Etiquetas: internettecnología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar