Menos que mini

Los nuevos SEAT Ibiza y Ford Fiesta pueden presumir de ser más grandes que sus versiones precedentes y, sin embargo, más ligeros. Los aceros de elevada resistencia utilizados en su estructura son los responsables del "milagro", que viene acompañado por una mejora de la rigidez. Definitivamente asistimos a una contención de los pesos. No hay más solución para afrontar la crisis energética, ¿pero es suficiente?

Coches de ciudad. Los proyectos de vehículos urbanos, los hermanos más pequeños de los Ibiza y Fiesta, crecen como hongos. El Smart ha debido esperar 10 años para consagrarse. Hoy triunfa también en EE UU. Fiat prepara su city car con el motor bicilíndrico de gasolina sin árbol de levas de admisión. Sin embargo, los fabricantes de automóviles han encendido una luz de alarma: los precios del acero han subido hasta un 70%.

El T.25: la respuesta. Algunos ya se lo temían. La compañía británica Gordon Murray Design lleva un año trabajando en el proyecto de coche urbano T.25. Caracterizado por su pequeño tamaño y por su ligereza, es lo más parecido a un Smart. Tres T.25 en batería cabrían en una plaza de aparcamiento estándar. El ingeniero Gordon Murray ya era un visionario cuando diseñó los monoplazas Campeones del Mundo de Fórmula 1 en Brabham (1981-1983) y en McLaren (1988-1989-1990). Ahora afirma que tanto la arquitectura como el proceso de fabricación del T.25 representan el mayor avance desde los tiempos del Ford T, el primer automóvil producido en cadena, hace 100 años.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar