Menos energía para el secado de las manos


airblade-dyson

 

 

 

 

Ganador Premio Muy Innovación Medio Ambiente: Dyson Airblade

 

Los secadores de aire caliente son poco eficaces. Una persona puede tardar hasta 44 segundos en dejar las manos completamente secas. El Dyson Airblade utiliza una innovadora tecnología que permite su secado en diez segundos, lo que le permite utilizar hasta un 80 por ciento menos de energía que los secadores normales de aire caliente.

De forma gráfica podríamos decir que este innovador secador de manos funciona como un limpiaparabrisas, barriendo el agua de las manos en diez segundos. Para conseguirlo, el aire caliente es expulsado a más de 640 km/h por dos ranuras donde previamente el usuario ha introducido las manos mojadas. El secreto reside en su motor digital que gira a una velocidad de 88.000 revoluciones por minuto (rpm) (en los tocadiscos, los discos giran a un máximo de 78 rpm)

Para el desarrollo de esta tecnología, los ingenieros de la compañía invirtieron tres años hasta perfeccionar el sistema Airblade y optimizar el consumo de energía.

Reducción en el consumo de energía

Esta rapidez permite una notable reducción de la cantidad de energía empleada para secar las manos. Como explican desde Dyson, "los secadores de manos de aire caliente utilizan tecnología que normalmente requiere 2400vatios de energía. La tecnología Airblade consume sólo 1600". Lo mismo ocurre en caso de compararlo con las toallitas de papel, pues por el precio de una toallita, según los cálculos de la empresa, Dyson Airblade puede secar las manos de hasta 19 personas.

Según explican desde Dyson, el ahorro de energía puede llegar a ser de hasta el 80 por ciento respecto a otros secadores. En un ejemplo práctico llevado a cabo en la compañía eléctrica francesa EDF, según afirma el propio Director de la Subdividsión de Servicios de EDF, Mark Hoskins, "estamos ahorrando, de media, más de 3.500 euros al año".

Certificado higiénico

Para preservar la higiene de los usuarios, el aparato tiene una membrana impregnada con aditivos antimicrobianos que atrapa y elimina el 99,9 por ciento de las bacterias presentes en el aire. Es el único secador de manos certificado higiénicamente por la compañía de seguridad y salud pública NSF, tras pasar el Protocolo P335 de la organización que asegura la higiene del sistema de secado.

Dyson tiene una herramienta online con la que el usuario puede saber cuánta energía y dinero puede ahorrar con la instalación de este dispositivo respecto a otros sistemas de secado.

 

El secador de manos Airblade de Dyson se impuso en la categoría de Medio Ambiente a otros innovadores productos: el primer teléfono móvil táctil que funciona con energía solar (BlueEarth de Samsung), la superficie para la decoración fabricada en un 75% con materiales reciclados (Eco de Cosentino) y el Kangoo be bop ZE de Renault, un vehículo 100% eléctrico.

Ir al especial sobre los ganadores de los Premios Muy Innovación

Vídeo: ¿Cómo se construye el secador de manos más ecológico?

 

Etiquetas: energíamedio ambiente

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar