Un sistema de depuración de aguas más económico y rentable

 

depuradora-amatLa contaminación de las aguas está a la orden del día y cada vez son más los acuíferos con altos niveles de residuos. En la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado un sistema que permite eliminar algunos contaminantes especialmente persistentes, como los plaguicidas o los fármacos. Este nuevo método destaca tanto por su bajo coste económico como energético, al basarse principalmente en la energía solar y en catalizadores no tóxicos para el medio ambiente.

El equipo dirigido por la catedrática Ana María Amat Payá, de la UPV, tenía un objetivo claro: encontrar un tratamiento simple y barato que pudiera utilizarse en el tratamiento de aguas. Y así lo han conseguido.

El principal problema de estas sustancias nocivas para el medio ambiente es su origen. Al provenir de la industria química resulta muy complicada su eliminación de forma natural, pues su estructura no consigue absorber la radiación solar y no se produce la fotólisis (el mecanismo natural que consigue fragmentar las moléculas a través de la luz consiguiendo eliminarlas). Es precisamente sobre estas sustancias sobre las que percute el nuevo sistema.

El método se basa en ciertos catalizadores, que no tienen un impacto tóxico sobre el medio ambiente, pero que son capaces de reaccionar con los contaminantes ayudando a su eliminación. El catalizador seleccionado (sales de hierro) combinado con el oxidante, peróxido de hidrógeno funciona como intermediario, de modo que, al absorber la radiación solar, genera unas expecies de alta capacidad oxidante (radical hidroxilo) que facilitan la oxidación de los contaminantes presentes en el agua, eliminándolos de los acuíferos.

Ventajas del nuevo sistema de depuración de aguas

Las ventajas de este sistema son la sencillez del sistema y el bajo coste. Sencillez pues su implementación como tratamiento terciario a las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) se basa únicamente en la circulación de agua por un circuito al que se añaden catalizador y oxidante. Y bajo coste pues el sistema solo requiere la energía del sol para provocar la oxidación de los compuestos y la de una pequeña bomba que mueva el agua por el interior de la planta.

Como explica la propia doctora Amat, "los resultados iniciales del proyecto financiados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y desarrollado en la Universidad Politécnica de Valencia en colaboración con la Platafoma Solar de Almería han dado unos resultados muy positivos". Señalando que en las aguas tratadas "las concentraciones de las sustancias emergentes analizadas se sitúan por debajo del límite de detección".

 

Etiquetas: contaminaciónmedio ambiente

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar