Los nanomateriales marcarán la pauta de los discos duros del futuro

Un equipo de físicos ha creado un nuevo tipo de nanomaterial que cambia dramáticamente de estado magnético cuando se calienta o se enfría ligeramente. Este efecto, que jamás había sido en visto en ningún material, podría conducir a la creación de nuevos tipos de memoria informática: los discos duros del futuro.

 

La coercitividad magnética, que mide la resistencia de un material ferromagnético a ser desmagnetizado, divide los materiales en duros o blandos desde el punto de vista magnético. Los blandos se encontrarían en dispositivos de microondas u ondas lectoras magnéticas; y los duros, los encontraríamos en discos duros o medios de grabación magnéticos. Pero la coercitividad también depende de la temperatura. Aunque por lo general ésta cambia gradualmente cuando la temperatura del imán sube o baja, el nuevo material desarrollado por el equipo de físicos de la Universidad de California (EEUU) pone en duda esta afirmación.

 

Este nuevo nanomaterial está compuesto de níquel y óxido de vanadio, y tras varios cambios drásticos de temperatura, llegando hasta los -153 grados centígrados, comprobaron que con cada cambio la coercitividad del material cambiaba de forma contundente (y no gradual). El índice de subida de coercitividad magnética de este material fue el más alto que se ha visto en ningún componente hasta la fecha, dentro de una gama de temperaturas similares.

 

El trabajo, que ha sido publicado en la revista Applied Physics Letters, vaticina que este hallazgo podría sentar las bases de los discos duros del futuro. Un disco que mantendría sus elementos de memoria a una temperatura de alta coercitividad la mayoría de las veces y que se calentarían ligeramente para reescribir sobre él, lo que conduciría a una gran mejora en este tipo de componente informático.

 

Etiquetas: físicananotecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar