Los beneficios de 50 botellas de vino en un solo tomate

Consiguen aumentar el crecimiento de los compuestos naturales de esta planta.

El tomate, perteneciente a la familia de la belladona, se consume de los modos más diversos, ya sea en crudo, en zumos, en salsas... y es una herramienta esencial en la prevención contra el cáncer, la presión arterial alta y la depresión. Ahora, un equipo de investigadores del Centro John Innes (Reino Unido) ha descubierto cómo aumentar sus propiedades saludables hasta el extremo de poder introducir los beneficios de 2,5 kilogramos de tofu o de 50 botellas de vino en un solo tomate. La investigación ha sido publicada en la revista Nature Communications.

 

Y es que los científicos han hallado un modo de producir cantidades industriales de dos compuestos naturales útiles, el resveratrol (presente en la uva y derivados como el vino) y la genisteína (químico natural presente en la soja) en el cultivo de tomates. Esto es, han conseguido cultivar tomates que producen la misma cantidad resveratrol y genisteína que podemos encontrar en 2,5 kgs de tofu y 50 botellas de vino tinto.

 

La clave se encuentra en la proteína AtMYB12, encontrado en Arabidopsis thaliana, una pequeña planta crucífera cuyo genoma se desentrañó en el año 2000 (fue el primer genoma de planta secuenciado). Esta proteína activa un vasto conjunto de genes implicados en rutas metabólicas responsables de la producción de compuestos naturales que son útiles para la planta, siendo AtMYB12 capaz de aumentar o reducir la producción de compuestos naturales.

 

Los investigadores decidieron introducir esta proteína en el cultivo de tomates, descubriendo que, para empezar, la capacidad de la planta para producir compuestos naturales se incrementó exponencialmente; además, la cantidad de energía y carbono que la planta dedicaba a la producción de estos compuestos naturales también aumentó. El resultado fue que los tomates contenían hasta 80 miligramos de estos compuestos naturales por cada gramo de peso en seco.

 

Cultivar estos compuestos tan valiosos para la salud utilizando los tomates podría convertirse en el método más eficaz y económico para conseguir cantidades ingentes de resveratrol y genisteína, que tantos beneficios nutricionales y medicinales poseen para nosotros.


“Las plantas medicinales de alto valor son a menudo difíciles de cultivar y manejar, y los tiempos de cultivo muy largos. Nuestra investigación proporciona una plataforma fantástica para producir rápidamente estos compuestos medicinales tan valiosos en los tomates y creemos que
nuestra idea de diseño también se podría aplicar a otros compuestos tales como los terpenoides y alcaloides, que son los principales grupos de compuestos medicinales de las plantas”, aclara Yang S. Zhang, líder del estudio.

 

Etiquetas: alimentacióninnovaciónquímicasaludvino

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar