Llega la “capa de insonoridad”

Un equipo de expertos en ingeniería computacional y eléctrica de la Universidad de Duke, en EE. UU., ha desarrollado una estructura tridimensional capaz de desviar las ondas de sonido de tal modo que estas se comportan como si ella y cualquier objeto situado en su interior no estuviesen realmente allí.

 

Según indican estos investigadores en la edición online de la revista Nature materials, para lograrlo han construido una cubierta de metamateriales plásticos (unos elementos que cuando son dispuestos de una determinada manera presentan propiedades distintas a las de sus componentes originales) con forma de pirámide. Esta está compuesta por láminas superpuestas y perforadas en las que las oquedades siguen un patrón que se repite una y otra vez.

Para probar su eficacia, los científicos cubrieron con ella una pequeña esfera y la “bombardearon” con ondas de sonido emitidas desde diferentes ángulos.

Así, pudieron comprobar que la “capa de insonoridad” alteraba su trayectoria y estas se comportaban como si en realidad estuviesen reflejándose sobre una superficie plana, esto es, como si no se encontraran nada en su camino. Es más, como las ondas no alcanzaban la esfera, recorrían una menor distancia; para compensarlo se logró reducir su velocidad.

El profesor Steven Cummer, que ha participado en el estudio, indica que “aunque los ensayos se han llevado a cabo en el aire, el comportamiento de estas ondas no debería variar bajo el agua. Por ello, uno de los usos potenciales de esta tecnología sería eludir el sónar. No obstante, también podríamos emplearla para controlar y mejorar la acústica de cualquier recinto, como auditorios o salas de conciertos”.

Etiquetas: tecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar