Llega el vestido medioambiental

Esta prenda inteligente te dice si hay factores externos (contaminación, radiación ultravioleta…) que pueden perjudicarte.

A paso firme, los wearables (sensores y dispositivos electrónicos que se llevan encima y nos brindan todo tipo de datos) se van convirtiendo en un elemento cotidiano para muchos. La mayoría se dedican a recopilar información sobre los parámetros físicos del usuario (ritmo cardiaco, presión sanguínea, temperatura…) y se ciñen a dos campos: el deporte y la salud. Pero pocos nos dicen algo del entorno que nos rodea, que también influye en nuestro bienestar y comportamiento.

 

Environment Dress es un proyecto de los artistas e investigadores María Castellanos y Alberto Valverde. ¿De qué va? Se trata de una prenda elaborada con impresoras 3D y dotada de sensores capaces de medir la agresividad del medio, los factores externos que afectan a nuestro bienestar e incluso nuestra conducta: contaminación, radiación solar, presión atmosférica, humedad…

 

Los datos recogidos por el vestido se transmiten por Bluetooth a un móvil que se conecta a Internet y establece una gran base de datos abierta configurada con la información geolocalizada captada por la prenda. Estos datos se muestran al usuario o a cualquiera que se conecte a la web o la app del proyecto.

 

El análisis de estos datos genera alertas. Si se detecta un nivel muy alto de radiación ultravioleta o una gran concentración de monóxido de carbono en la prenda, esta lo indicará mediante señales lumínicas de distintos colores que avisarán de la existencia de agentes externos nocivos. La intención de sus creadores es ir reduciendo el tamaño de los sensores para adaptarlos a cualquier prenda y que puedan comercializarse.

 

 Environment Dress ha ganado el premio “Next Things 2015 – Conducta”, convocado por LABoral Centro de Arte y Telefónica I+D. En la web del proyecto puedes encontrar toda la información para descargarte y crearte el tuyo propio.

 

Imagen: Este vestido creado con hardware y software abierto interactúa con los factores ambientales externos. Crédito: Environment Dress.

 

Etiquetas: 3Dinnovaciónmedio ambiente

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar