La navegación GPS de TomTom se hace interactiva

tomtom-go-live-1000A finales de mes saldrá a la venta la nueva generación de navegadores TomTom, la serie Go Live 1000, que se trata de, según los propios responsables de la empresa, "de la innovación más grande desde el nacimiento de TomTom". Estos nuevos navegadores permiten una conducción más eficiente gracias al servicio Live, con el que los usuarios pueden interactuar entre sí mostrando los atascos, radares móviles, y consiguiendo una conducción más rápida y segura.

Desde el lanzamiento del primer navegador portátil para el coche allá por el año 2004, han sido muchas las innovaciones y mejoras que se han ido introduciendo en el sector. Ahora, gracias al sistema Live, TomTom, la marca líder del segmento de los navegadores, pretende dar un paso más en el mundo de los mapas, la navegación portátil y la conducción segura.

El dispositivo en sí es ligeramente diferente a versiones anteriores. Dispone de una pantalla Fluid Touch que permite agrandar y empequeñecer los mapas y navegar dentro de los menús. Además, en la versión Go Live 1005 la pantalla panorámica de 5 pulgadas permite una mejor visualización de las rutas que marca el navegador. Por último, el sistema de anclaje a la luna delantera es más fácil y rápido gracias a su soporte magnético Easy Click, incluso con una sola mano, pues simplemente manteniendo el dispositivo contra el soporte, el aparato queda fijo.

Pero en realidad la principal y notable novedad introducida en la nueva serie Go Live 1000 es la propia interacción en tiempo real de los usuarios "tanto con la propia compañía como entre ellos mismos", explicaba el director general de TomTom Ibérica, Nuno Gomes, durante la presentación de los nuevos aparatos. Esta interacción abre un abanico de posibilidades para la conducción.

En ocasiones, la ruta más larga es la más rápida, pues la mayoría de los conductores optan por la vía más corta y directa formando grandes aglomeraciones de vehículos. Gracias a la interacción mediante el sistema Live, los propios usuarios, simplemente al circular con el TomTom encendido, estarán indicando al resto de usuarios dónde están los atascos, consiguiendo siempre la ruta más rápida, económica y por tanto ecológica.

Evita los radares

En las carreteras nos podemos encontrar dos tipos de radares: fijos y móviles. Los fijos se actualizan automáticamente y son de información pública para todos los conductores, sin embargo los móviles cambian de posición según lo crea necesario la Guardia Civil o la Policía. Estos segundos radares móviles son los que ponen más multas, pues el navegador no indica su presencia. Con el nuevo servicio Live de TomTom esto ya no será exactamente igual. Gracias a la interconexión entre los conductores, serán ellos mismos los que puedan marcar un radar en la carretera informando al resto para que no les "cacen" a velocidades inadecuadas.

Pero, ¿es legal que los conductores informen de la existencia de radares móviles en las carreteras? Como explicó Nuno Gomes a muyinteresante.es, salvo en Suiza, en el resto de países europeos no está prohibido el detector. En realidad, es como si un usuario a través de alguna red social como Twitter informara de la existencia de un control de la Policía.

Pero no sólo la interacción entre los usuarios es innovador en el mundo TomTom. Gracias al sistema Live que requiere una tarjeta SIM no vinculada a ninguna compañía, se puede acceder directamente a Google, lo que permite, por ejemplo introducir el nombre de un restaurante específico y que el navegador te guíe, te muestre el número de teléfono, el horario de apertura, el parking más cercano, etc.

La nueva serie de navegadores portátiles incluye también un sistema de manos libre para las llamadas por teléfono móvil mediante Bluetooth, posibilidad de dar instrucciones por voz y un sistema de guía avanzada de carril que muestra de forma ampliada y en 3D cómo será un cruce próximo de especial dificultad para el conductor.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar