La innovación en el diseño no pone en peligro la seguridad de los nuevos vehículos

crash-test-ford-intart12

Silencio absoluto, el roce de un dispositivo de choque durante más de 40 metros a 50 kilómetros por hora y ... ¡Crash! Un estruendo sordo y brutal inunda la sala. Asistimos al crash test del nuevo Ford B-Max, realizado en Alemania para demostrar que los nuevos diseños, con un innovador sistema de apertura de puertas, no pone en peligro la seguridad del conductor y los pasajeros del vehículo.

 

Y es que en este modelo la puerta delantera se abre como en la mayoría, tirando de ella. Sin embargo la trasera desliza sobre la parte lateral del vehículo dejando un enorme espacio para maniobrar cuando ambas puertas se encuentran abiertas. Y este espacio se genera al haber prescindido del conocido como Pilar B, aquel donde habitualmente están integrado el cinturón de seguridad. De hecho, según fuentes de Ford, la ONCE ha mostrado interés en este nuevo modelo de vehículo por su facilidad de maniobra para personas con discapacidad.

Pero, ¿no es un poco peligroso en choques laterales que esa zona esté completamente desprotegida? En Ford han querido demostrar que, cuando las puertas están cerradas, el coche es perfectamente seguro incluso sin este pilar. Para pasar la prueba de colisión lateral estrellan un elemento de choque que simula el impacto de un coche de 950 kilos a 50 kilómetros por hora contra el lateral del vehículo.

Seguro al 100%

La estructura de las puertas está compuesto de "distintos tipos de acero de alta resistencia, que entre sus componentes cuentan con el boro, lo que incrementa la rigidez sin aumentar el precio" nos explica Manuel Luna, gerente de Reglamentación y Homologación Postventa de Ford España, momentos antes de la colisión. Pero no solo eso. Las puertas además disponen de dos soportes de acero en la parte superior en inferior que garantizan el anclaje perfecto y la escasa deformación de la estructura en caso de colisión. Por último dos piezas de acero con forma de "L" situadas en las dos puertas hacen que, en caso de choque lateral, se anclen entre sí para garantizar el cierre perfecto de las puertas garantizando la seguridad de los ocupantes.

Y es que para superar estas pruebas de colisión se deben cumplir varios requisitos. Además de controlar que los dummies (los maniquíes llenos de sensores) no sufren daños, se deben tener en cuenta otros aspectos. Como nos explica el propio Luna, para superar la homologación, en el impacto "es importante que no se abra ninguna puerta y que se puedan abrir las que no han sido golpeadas para poder sacar a los ocupantes". Además, apunta que es básico que ni el depósito de combustible ni los conductos se hayan dañado, comprobando que no hay restos de líquidos alrededor del coche.

¿Cuánto cuesta cada dummie? ¿Cuántos choques aguanta antes de cambiarlo? ¿Cuánto cuesta cada prueba de colisión? Descubre más detalles sobre los crash test en esta fotogalería.

 

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar