La era de la navegación automatizada

Los responsables de Rolls-Royce están convencidos de que a partir de la tecnología actual sería posible construir grandes buques de carga manejados por control remoto. Según indican, estas embarcaciones funcionarían sin tripulantes y serían mucho más seguros y baratos de mantener que los convencionales.

En su artículo Voyaging into the future, Oskar Levander, vicepresidente de innovación de esta conocida firma británica de automóviles, una de cuyas divisiones se ha especializado en el desarrollo de sistemas de propulsión naval, se pregunta qué sería mejor, mantener a 20 personas embarcadas lidiando con un temporal en el mar del Norte o a cinco en una sala de control en tierra.

De hecho, sostiene que el diseño de los buques sería mucho más sencillo si se prescindiese de los marineros o se redujese su número al mínimo. “Muchas instalaciones y sistemas del navío están ahí únicamente para que la tripulación pueda alimentarse y garantizar su seguridad y confort”, indica. “Las tareas de monitorización de los motores y otros equipos, así como algunas operaciones submarinas serían las primeras que se harían desde tierra”.

No es la única iniciativa en este sentido. El proyecto Munin (Maritime Unmanned Navigation through Intelligence), impulsado por la Unión Europea, tiene por objeto desarrollar embarcaciones autónomas, equipadas con sistemas anticolisión, capaces de establecer y seguir un rumbo y adecuarse por sí solas a las circunstancias que surjan durante el periplo. La idea es que, de este modo, se consiga reducir el impacto ambiental y el consumo de combustible, aumentar la seguridad y abaratar los costes.

Etiquetas: innovacióntecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar