¿E book o libro de bolsillo?

La evolución de los e-book es evidente, sólo hay que ver las cifras que facilitan desde la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE). En 2007, se editaron 220 e-books, un año después, la cifra alcanzó los 8.447 y se calcula que en 2014 la venta ronde los tres millones de libros electrónicos.

Sin embargo, a pesar de esta equiparación de impuestos, el lector no verá reflejada una clara rebaja en el precio final de su e-book. En estos momentos, el precio de un libro electrónico no es mucho más bajo que el del tradicional, a pesar de que los costes de producción y distribución son claramente más reducidos. Si comparamos, el precio de un e-book viene siendo un 25 por ciento más bajo que el del libro de papel (no hablamos de la edición de bolsillo), con lo que es en las plataformas de venta online donde los lectores esperan una sorpresa. En Estados Unidos ya hay ejemplos de precios más asequibles, como es el caso de Amazon, que vende los libros electrónicos por menos de 10 dólares (eso sí, esta decisión le ha costado una demanda por parte de los editores por vender por debajo del precio de coste).

Proyecto Enclave

Recientemente, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha presentado el proyecto ENCLAVE que permitirá a los usuarios acceder a los catálogos de libros digitales de las editoriales. El buscador contará con criterios como autor, título, materias, fecha y palabras clave y el resultado será una ficha de la obra con los datos bibliográficos, la imagen de la cubierta, un resumen, el sumario y un fragmento del texto. Además, desde esta ficha se podrá acceder a los espacios online de las editoriales, donde se podrá adquirir la obra en cuestión.

Ya son 90 las editoriales que forman parte de este proyecto, que nace con casi 800 libros digitalizados.

Ir al especial sobre libros digitales

Etiquetas: innovación

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar