Identificar violadores mediante bacterias en el vello púbico

A la hora de identificar a un violador, una de las principales herramientas de la policía científica, aparte del semen, es analizar los restos de vello púbico encontrados en la escena del crimen. Sin embargo, en la mayor parte de las ocasiones, estos no albergan suficiente ADN para una identificación correcta. Ahora, un nuevo estudio sugiere una nueva técnica forense para atrapar a estos criminales: analizar las bacterias que dejó tras su fechoría.

 

Los delincuentes sexuales toman cada vez más precauciones para no ser descubiertos y la utilización de preservativos junto a sus crímenes ya es habitual. Así, un equipo de biólogos forenses de la Universidad de Murdoch en Perth (Australia) cree que una manera de solucionar este problema es comparar las bacterias que están presentes en el vello púbico de la víctima y de los sospechosos y crear una huella digital microbiana para atrapar al culpable.

 

Para su experimento, los investigadores pidieron a 7 individuos (dos de ellos convivían juntos) que recogieran muestras de cuero cabelludo y de vello púbico durante 5 meses. Pasado ese tiempo, analizaron las muestras en el laboratorio descubriendo que las bacterias del vello púbico eran prácticamente las mismas en todas las muestras: el paso de los meses casi no había cambiado la composición de las bacterias. Lo sorprendente es que hallaron que, aunque las bacterias del vello púbico de cada persona eran distintas, las de la pareja que compartía casa compartían similitud entre ellas, mucho más patente a los 5 meses que a los dos meses.

 

Siendo conscientes de que la pareja había mantenido relaciones sexuales 18 horas antes de la recogida de la muestra de vello, “lejos de ser concluyente, estos resultados son alentadores y muestran que puede ser posible diferenciar entre los individuos sobre la base de sus bacterias”, explica Silvana Tridico, líder del estudio.

 

El estudio, que ha sido publicado en la revista Investigative Genetics, ya ha tenido reacciones interesantes acerca del posible uso de esta nueva técnica forense. El investigador Max Houck del Consolidated Forensic Laboratory de Washington DC (EEU) afirma: “Creo que este método tiene interesantes posibilidades para la ciencia forense; los vellos púbicos humanos podrían tener un uso potencialmente significativo en los casos en los que la víctima y el sujeto no han tenido contacto sexual previo”.

 

Etiquetas: bacteriasbiologíainnovación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar