Frío solar: aire acondicionado ecológico


frio-solarEl Sol, desde el principio de los tiempos, ha sido la principal fuente de calor del ser humano junto con el fuego. Ahora, aunque parezca contradictorio, también puede ser una fuente de frío. El conocido como frío solar garantiza un ahorro de hasta un 70% de la energía, al reducir el consumo de electricidad y utilizar energías limpias.


Actualmente, más del 25 por ciento del consumo energético total se utiliza para climatizar los edificios, ya sea a través de la calefacción o el aire acondicionado. Además, cada familia, cuando instala un sistema de refrigeración nuevo, incrementa su consumo energético un 50 por ciento. La energía solar ofrece una solución a este problema.

 

El aprovechar la energía solar para producir frío puede realizarse por dos métodos: hacer que la energía solar recolectada mediante los módulos fotovoltaicos accione los equipos de generación de frío, o mediante colectores solares que produzcan directamente energía térmica a baja o media temperatura.


Empresas como Climatewell han desarrollado un sistema que permite al almacenar la energía y convertir el agua caliente en refrigeración y calefacción sin electricidad. Este sistema, conocido como frío solar permite descongestionar el sistema eléctrico y consigue un rendimiento óptimo de las instalaciones solares, pues justo en las horas centrales, cuando el sol "aprieta" es cuando más energía para los aparatos de aire acondicionado se demanda y más energía solar se produce.


El frío solar básicamente transforma la energía solar de los paneles fotovoltaicos en frío para climatizar en verano los espacios interiores de la casa. Además, el sistema también se puede utilizar para obtener agua caliente sanitaria durante todo el año y reforzar la calefacción en la época de temperaturas más bajas.


Este método de refrigeración ecológica consigue un ahorro de hasta un 70% gracias a dos aspectos: por una parte reduce de manera directa el consumo de electricidad, y por otro la energía utilizada es renovable. De este modo se reducen las emisiones de CO2, contribuyendo a la disminución del impacto medioambiental de la actividad humana.

Frío solar en Europa

En todo el mundo existen cerca de 150 instalaciones de frío solar, de las que poco más de 100 están localizadas en Europa, la mayoría en Alemania y países mediterráneos (donde el sol es más potente y durante una mayor cantidad de horas al año). En España se están llevando a cabo más de 20 proyectos desde 2001 para utilizar esta tecnología como una alternativa limpia a los sistemas tradicionales de refrigeración. Los avances tecnológicos, el clima favorable y el impulso en las normas a través  del Plan de Energías Renovables (PER 2005-2010) y en el CTE (Código Técnico de la Edificación) -que establece unos mínimos en la aplicación de la energía solar en nuevos edificios-, han favorecido estas instalaciones.

Etiquetas: energías renovables

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar