Frenos de disco, mejor de cerámica

discos-ceramica-porscheLos sistemas de frenado han evolucionado a lo largo de la historia de la automoción para ofrecer a los conductores las mejores prestaciones y evitar accidentes. Lo último en discos de freno son los discos compuestos de carbono-cerámico.

Los sistemas de frenado de altas prestaciones desarrollados para coches de competición empiezan a incorporarse cada vez con más frecuencia a los turismos. El principal problema para su implementación en los coches convencionales es su elevado precio, por lo que de momento solo se usan en los modelos más deportivos y las grandes berlinas de alta gama.

Lo más innovador en discos de freno son los fabricados con un compuesto carbono-cerámico, que ofrecen mejores propiedades y una mayor ligereza que los tradicionales discos de acero. A igualdad de presión sobre el pedal de freno, los cerámicos rinden mucho más.

Además, el aumento de la temperatura cuando se utilizan mucho los frenos no les afecta, como sí ocurre en otros tipos de discos, pues mantienen e incluso mejoran sus propiedades de fricción.

Es el caso, por ejemplo de los frenos de algunos modelos de Porsche, con su patentado exclusivo sistema Porsche Ceramic Composite Brake, con un sistema de conductos de autoventilación interna que mejoran la frenada.

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar