Fibras nobles

El magnesio ha sido al automóvillo que el oro esa la joyería, pero su lugarlo ocupa ahora la fibra decarbono, el no va más dela tecnología. Este material,que proviene de la industriaaeroespacial, es el más valoradopara la construcciónde chasis de alto rendimientopor su rigidez y ligereza.Paradójicamente, hay algúnreloj de lujo cuya caja ?nosólo la esfera- está realizadaen fibra de carbono.

Desde la Fórmula 1. En1981, el ingeniero John Barnarddecidió emplear estematerial en sustitución delaluminio sobre el McLarenMP4. Su piloto, el irlandésJohn Watson, ganó el GranPremio de Inglaterra de F1.Desde entonces, todos estosmonoplazas se construyencon la misma técnica.El paso a la producción enserie, incluso a la limitada,es otra historia. Como enel caso de algunos relojes,hay muchos automóvilescon embellecedores en imitaciónde fibra de carbono;la de verdad se reserva acoches muy especiales.

Nombres ilustres. Loscasos más representativosson los chasis de los PorscheCarrera GT y Ferrari Enzo.Lo más normal, sin embargo,es su utilización paraasientos, puertas, alerones,etc. La fibra de carbono seva generalizando, aunquesiempre a un nivel muy exclusivo,como en la carroceríadel Alfa 8C, donde secombina con un chasis deacero. La última noticia, sinembargo, se ha generadoen España con el proyectode un superdeportivo de laempresa valenciana GTAMotor, que incluso tiene supropio horno para la cocciónde componentes de fibra decarbono. ¡Quién se lo hubieradicho a John Barnard!

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar