Ferrari sí cambia

Todo se puede medir, hasta fracciones de tiempo tan increíblemente cortas como 60 milésimas de segundo. Ese es uno de los objetivos de Ferrari para sus futuros modelos: cambiar de marcha lo más rápidamente posible, en sólo 60 milisegundos. En ese tiempo, desde fuera no se percibirá el cambio de marcha en sí, sólo nos daremos cuenta por el sonido del motor al cambiar de régimen.

Antecedentes en F-1. Los cambios automatizados tienen su precedente en la Fórmula 1. Ferrari introdujo este sistema por vez primera en un modelo de producción en 1997. Fue en el F355, cuyo cambio de accionamiento electrohidráulico se manejaba con las típicas manetas situadas detrás del volante, como en los monoplazas de competición. A partir de ahí, la cosa se disparó. En el Ferrari 575 Maranello, los cambios se realizaban en 250 milisegundos; y en el F430, con la estrategia Sofast3 (?Soft and Fast?), en 150 milisegundos. Hoy, el cambio más veloz es el del 599 GTB Fiorano: 100 milisegundos con la estrategia SuperFast.

Más veloz que Schumacher. La escalada tecnológica del fabricante italiano conti núa. Ya ha anunciado 60 milisegundos para la próxima gene ración Sofast5, que se verá este año en un F430 aligerado. ¿Les queda algo por hacer a sus ingenieros? Sí. Aunque parezca mentira están desarrollando el Sofast6, con 7 velocidades y el desafío de bajar a 30 milisegundos, 20 menos que los Fórmula 1 de Schumacher. Cuando en su día bautizaron esta transmisión como F1, sabían lo que querían.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar