Fernando Alonso ganó usando bioetanol

bioetanol ferrariA pesar de que cada vez es más habitual encontrar gasolineras donde repostar biocarburantes, el mundo de la alta competición parecía vedado a los biocombustibles. Sin embargo, la petrolera Shell ha explicado que los dos bólidos más rápidos del mundo, los Ferrari de Alonso y Massa, quedaron primero y segundo respectivamente gracias a una mezcla de carburante normal y bioetanol procedente de paja, aunque no especifican en qué porcentaje de mezcla. El desarrollo sostenible llega a la Fórmula 1.

El biocarburante utilizado se trata de bioetanol de segunda generación, es decir, aquellos producidos habitualmente de restos agrícolas, inservibles para otros usos. En este caso, la petrolera junto a la empresa Iogen Energy, obtuvo el carburante a partir de paja de cosechas de trigo.

El etanol celulósico fue producido en la planta de Iogen Energía en Ottawa, Canadá, donde se producen más de 50.000 litros de este carburante cada año.

Las normas de la competición del motor más exigente del mundo son muy estrictas, lo que lleva a las empresas a buscar innovadoras soluciones que cumplan los requisitos impuestos. Como explican en Shell, "desde mediados del año pasado trabajamos junto a Ferrari en el desarrollo de nuevos carburantes que cumplan con las normas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y maximicen las prestaciones de los vehículos.

Bioetanol para la Fórmula 1

Según los datos de la petrolera, el etanol celulósico de segunda generación, como carburante final es exactamente igual que el etanol, pero "permite reducir más de un 90 por ciento las emisiones de CO2 en el ciclo total de producción y consumo en relación con la gasolina corriente" apuntan.

Para la responsable tecnológica de Shell para Ferrari, Lisa Lilley, este tipo de noticias demuestra el compromiso de la marca con el desarrollo sostenible, explicando que en la petrolera de la concha "estamos acelerando las investigaciones, el desarrollo y la demostración de estos biocarburantes y las innovaciones técnicas a través de los deportes del motor", como la Fórmula 1, apunta Lilley.

Etiquetas: medio ambiente

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar