España mide mal el impacto de la energía eólica sobre las aves

aerogeneradorUn estudio del CSIC concluye que la concesión de licencias para parques eólicos se ha basado hasta ahora en informes ambientales que calculaban su impacto utilizando criterios erróneos. Al comparar los datos estimados y las muertes reales de aves en cada uno de los 20 parques de energía eólica estudiados los últimos tres años, apenas se ha encontrado correlación entre ambas cifras.

Los parques eólicos apenas generan contaminación, pero uno de sus principales impactos negativos es la mortalidad de aves al colisionar con los rotores de las turbinas. Hasta el momento, antes de que las administraciones públicas concedan permiso para construir uno, es necesario medir mediante un estudio el impacto que los aerogeneradores podrían tener sobre las aves. Estos informes son elaborados midiendo los parámetros del parque eólico en su conjunto (por lo general superan las 20 turbinas). Sin embargo, los datos que ofrece el estudio evidencian que la distribución de las muertes de aves varía mucho entre turbinas contiguas, ya que las corrientes de viento y la orografía del terreno influyen en el comportamiento de las aves.

Como explica el investigador del CSIC Miguel Ferrer, de la Estación Biológica de Doñana, "la metodología para estimar el impacto de los parques eólicos empleada en España, que es similar a la de Europa y Estados Unidos, es inadecuada". La investigación sugiere que se pueden haber estado concediendo permisos de construcción de parques eólicos basándose en criterios erróneos. Según Ferrer, los últimos años se han autorizado parques eólicos que según los estudios previos eran seguros cuando, en realidad, su mortalidad ha resultado ser muy elevada una vez operativos. Del mismo modo, es muy posible que siguiendo esos criterios erróneos se haya denegado la autorización a parques eólicos que hubiesen sido seguros para las aves."

La propuesta de los investigadores del CSIC, en consecuencia, consiste en que los criterios a utilizar se basen en el análisis de los parámetros de cada aerogenerador de forma individual y no en el conjunto de los que componen un parque. De la misma forma, proponen también la utilización de tecnologías como las simulaciones en túneles de viento para mejorar las estimaciones y poder compatibilizar mejor la producción de energías limpias y la conservación de la biodiversidad.

 

Etiquetas: avesbiodiversidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar