Electricidad inteligente en Barcelona

endesa-ciudad-inteligente Endesa ha puesto en marcha un proyecto de desarrollo para modernizar el suministro eléctrico de la ciudad condal y hacerlo más eficiente y menos contaminante. Gracias a diferentes tecnologías, la eléctrica gestionará mejor los recursos energéticos de la urbe reduciendo las emisiones de gases contaminantes. El proyecto cuenta con un presupuesto de 100 millones de euros.

Con esta actuación la capital catalana se convertirá en la segunda ciudad española, después de Málaga, en la que se pone en marcha un proyecto de estas características. El objetivo es adaptarse a las necesidades sociales mediante un nuevo modelo eléctrico más sostenible.

En primer lugar, Endesa colocará la última tecnología en dispositivos de telegestión para controlar la red de suministro, lo que se conoce como smart metering. Los más de un millón de telecontadores que se instalarán permitirán optimizar el consumo a los clientes. En esencia, conseguirán que los usuarios finales de la energía mejoren su capacidad de previsión y se adapten mejor, ahorrando energía y, por tanto, emitiendo menos gases contaminantes a la atmósfera.

Además, según han informado desde la empresa eléctrica "se implementarán nuevas tecnologías de redes inteligentes (smart grids) de última generación", lo que ayudará a controlar mejora los flujos de energía de cara a optimizar el consumo.

Vehículos eléctricos y luces LED

Otro de los puntos clave del proyecto está relacionado con el uso de los vehículos eléctricos. La implantación de puntos de recarga es básica para el impulso de este tipo de modelo de automoción.

Por otra parte la empresa tiene pensado reducir la contaminación lumínica y utilizar menos energía para ofrecer la misma iluminación en las ciudades. La clave: la tecnología LED.

Pero lo más interesante de todas estas iniciativas es que no se trata de proyectos de prototipos de ciudades inteligentes, sino que es real. De hecho, estos conceptos de sostenibilidad y eficiencia no solo giran alrededor de "lo público", sino que también estará presente en los edificios y redes propias.

 

Imagen: maqueta del futuro Centro de Control de Smartcity en Barcelona diseñado por el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC).

 

Etiquetas: contaminaciónenergía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar