El primer festival de música 100% ecológico tiene alma de reggae

festival-musica-sostenibleEl Rototom Sunsplash Festival, que tendrá lugar entre el 21 y el 28 de agosto en Benicàssim, es el primer festival cien por cien sostenible gracias a diversas iniciativas: un escenario alimentado con energía solar, un sistema de recogida selectiva de residuos, la utilización de plásticos biodegradables y un proyecto piloto para medir la cantidad de CO2 emitida son algunas de ellas.

Quizá, la novedad más llamativa del festival es el escenario conocido como Lion Stage, el cual será energéticamente autónomo gracias a la utilización de energía solar. El sistema se basa en una serie de paneles fotovoltaicos que convierten la energía de los rayos del sol en electricidad recogida en paneles acumuladores diseñados especialmente para el escenario. Además, todos los elementos que componen el escenario han sido creadas para maximizar la eficiencia energética y minimizar el impacto medioambiental.

Además, durante el Rototom se utilizará plástico biodegradable para todos los servicios de catering del interior del festival. Estos plásticos se pueden recoger junto con los desechos orgánicos para ser utilizados posteriormente como fertilizantes. Estos plásticos están fabricados a base de componentes vegetales como el almidón de maíz y polímeros biodegradables.

Pero de nada serviría utilizar plásticos biodegradables si a la hora de recogerlos no se hace de manera selectiva. Por ello, según han informado desde Rototom Sunsplash, la recogida se realizará de forma que se obtenga la mayor cantidad posible de residuos reciclables y se reduzca al mínimo la cantidad de desperdicios no biodegradables.

Proyecto piloto para medir el CO2

En la edición Rototom Sunsplash 2010 se llevará a cabo un proyecto piloto en colaboración con la agencia de viajes y eventos flippa.es que medirá la cantidad de CO2 emitida por la organización del evento. Una vez conocida esta cantidad, se plantarán árboles para compensar las emisiones de CO2 a través de una asignación de una parte del coste de los billetes de autobús de Barcelona a Benicàssim.

Otras acciones que se han llevado a cabo para conseguir un festival realmente sostenible ha sido la reducción del consumo de papel y plástico con fines publicitarios, viéndose sustituidos por otros soportes, incluido el digital. Los organizadores han querido también que el agua fuera kilómetro cero, lo que implica consumos locales de este producto de primera necesidad y evita la necesidad de transportarlo desde localidades lejanas.

 

Etiquetas: ecologíamúsicareciclaje

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar