El AVE gasta un 29% menos de energía que los trenes convencionales

 

ave-reduce-co2Según un estudio publicado recientemente, el AVE es una herramienta fantástica para luchar contra las emisiones de CO2. Como apuntan los datos obtenidos, los trenes de alta velocidad consumen un 29 por ciento menos energía que los trenes normales, además de reducir las emisiones de dióxido de carbono en la misma proporción.

Para llevar a cabo el estudio, el ingeniero Alberto García, de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles usó los datos de 2008 y un simulador desarrollado por la propia fundación, validado con registros de los últimos 15 años de alta velocidad. Gracias a este sistema se han cotejado cerca de 200 variables del AVE y el tren convencional (sistemas eléctricos, características de las vías, etc) en diez trayectos de media y larga distancia.

Según los resultados obtenidos, el AVE evita la emisión de 3 kg de dióxido de carbono por cada pasajero en relación con otros tipos de trenes, o lo que es lo mismo, casi un 30 por ciento menos. Si la comparativa la realizamos con otros medios de transporte, la eficiencia de los trenes de alta velocidad es todavía más espectacular, pues frente al coche o el avión, estos innovadores trenes evitan la emisión de hasta 31 kilos de CO2.

El diseño y la innovación ferroviaria que se han desarrollado en los últimos años, han permitido esta importante reducción del coste energético de los desplazamientos. Como explica el propio Alberto García, el perfil más homogéneo , la menor cantidad de curvas o que haya menos paradas hacen que los trenes de alta velocidad consuman menos energía. Además otros servicios adicionales, como el aire acondicionado o la iluminación, se optimizan y se reduce su uso al tardar menos en llegar de una ciudad a otra.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar