Despega el avión solar para volar de noche

solarimpulse

 

Aprovechando el amanecer suizo del aeródromo de Payerne, el avión solar que pretende conseguir dar la vuelta al mundo movido únicamente con la energía del sol, Solar Impulse, ha despegado para pasar su primer gran test: volar día y noche sin parar.

 

El avión ha partido de la pista de despegue del aeródromo de Payerne, situado al oeste de Suiza, exactamente a las 6:51 hora local, es decir, las 4:51 GTM. El piloto encargado de intentar pasar esta primera prueba ha sido André Borschberg, quien alcanzó los 35 kilómetros por hora para elevarse inmediatamente y dejar lejos el suelo del país transalpino.

El aparato ya demostró el pasado 7 de abril su capacidad de vuelo y de despegue, después de un "viaje" de 87 minutos y una altitud máxima de 1.200 metros. Ahora, Solar Impulse deberá demostrar si la capacidad de carga de las baterías durante el día es suficiente para volar durante la noche.
Su única fuente de energía son alrededor de 12.000 células fotovoltaicas distribuidas por las alas del planeador. La energía acumulada a través de estas placas solares mueven cuatro motores eléctricos de diez caballos de potencia cada uno y a su vez recargan las baterías de litio de 400 kilos de peso

El equipo de Solar Impulse está formado por unas 70 personas y unos 80 patrocinadores que trabajan hombro con hombro desde hace más de seis años para conseguir dar la vuelta al mundo en avión, movidos únicamente con energías renovables.

Etiquetas: avión solarenergías renovables

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar