Criolipólisis, frío contra los michelines

barrigaSin cirugía, sin dolor, sin esfuerzo. Es lo que aseguran los creadores de este tratamiento que, mediante la aplicación de frío controlado, reduce las acumulaciones de grasas difíciles de eliminar. La solución se vende como el sustitutivo de la intrusiva liposucción, para eliminar las acumulaciones de grasas localizadas que persisten pese a practicar deporte y controlar la alimentación.

El doctor Richard Rox Anderson, profesor de Harvard, es el hombre que hay tras esta técnica. El científico fue en su tiempo el responsable de la patente de la depilación permanente y pionero en la utilización del láser, ahora casi totalmente implantada en el tratamiento de lunares.

La criolipólisis consiste básicamente en destruir los adipocitos (células grasas) aplicando a la piel temperaturas por debajo de cero de forma controlada. La diferencia fundamental consiste en la eliminación total de estos adipocitos. Mientras otros métodos tan solo disuelven la grasa de la célula y la expulsan, la criolipólisis destruye el adipocito impidiendo que este pueda volver a recuperar el volumen si no se sigue una dieta adecuada. Además no se dañan los tejidos adyacentes.

El tratamiento es por completo indoloro ya que la zona donde se aplica se mantiene dormida por el frío. Los resultados, eso si, no son apreciables de forma instantánea porque las grasas se elimina paulatinamente en la orina. El cuerpo se va moldeando durante meses. Según los registros, en cuestión de dos a tres meses se puede apreciar una reducción de cerca de un 25 por ciento de las grasas y los resultados van mejorando con el tiempo. El total se necesitan están entre una y tres sesiones, dependiendo de la profundidad del tejido adiposo y los resultados deseados. Siempre dejando un mínimo de 45 días entre cada sesión.

Etiquetas: adelgazar

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar