Coches diseñados para personas con problemas visuales

ford-cambridge-visualPor razones evidentes las personas ciegas no pueden conducir. Sin embargo, quienes sufren diversas afecciones visuales si pueden conducir en muchos países, y muchos vehículos no están adaptados para facilitar su manejo. Ford junto con la Universidad de Cambridge están colaborando para mejorar el diseño de sus coches y amoldarlos a este tipo de conductores.

Con la edad las capacidades visuales se deterioran, apareciendo problemas como el glaucoma o el AMD. Para conocer cómo ven la carretera y los paneles de control las personas que sufren estos problemas el equipo de expertos del centro de Diseño de Ingeniería de la Universidad de Cambridge ha desarrollado un Simulador de Discapacidad Visual que utilizarán los ingenieros de Ford.

Como apunta el responsable del desarrollo del software de la Universidad de Cambridge, Sam Waller, este invento "permite simular discapacidades visuales en cualquier imagen. Cargas una imagen, eliges una afección visual y te deja ver la imagen tal y como la vería alguien con ese problema en la vista". De esta manera se pueden diseñar mejor los automóviles.

Un ejemplo claro son, por ejemplo, los daltónicos. Si los cuadros de mando del vehículo se diseñaran en tonalidades rojas, verdes y con poco contraste las personas afectadas de daltonismo tendrían dificultades para visualizarlos. Gracias a este desarrollo informático se consigue optimizar el diseño de las pantallas de instrumentos.

En palabras de la especialista en atributos ergonómicos de Ford Europa, Angelika Engel, "hay mucha gente con afecciones de la vista que pueden conducir y queremos que lo hagan de la manera más segura posible".

Otros inventos para mejorar el diseño

Sin embargo este no es el único invento de la marca para ponerse en la piel de los otros a la hora de conducir. Desde 1994 los ingenieros de la marca americana utilizan un "traje de tercera edad" que les ayuda a comprender mejor lo que sienten los mayores cuando conducen y sus problemas. Así pues, este traje limita la movilidad y disminuye el tacto además de incluir unas gafas que simulan cataratas oculares.

Estos sistemas permiten diseñar los automóviles para que sean usados por cualquier usuario, independientemente de si sufre pequeñas afecciones oculares o no.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar