Camisetas inteligentes para controlar a los hospitalizados

biomonitorizacion-wifiConseguir controlar las constantes vitales de los pacientes sin tener que llenar su cuerpo de cables parece una quimera cada vez más alcanzable. Gracias al proyecto LOBIN, el paciente, con la simple utilización de una camiseta inteligente podrá gozar de una mayor libertad y los médicos podrán controlar más fácilmente diversos parámetros clínicos.

El proyecto LOBIN: Localización y Biomonitorización a través de Redes Inalámbricas en Entornos Hospitalarios está desarrollando un sistema que puede revolucionar los ingresos clínicos. Gracias al uso de camisetas inteligentes que permiten su lavado múltiples veces, el paciente está localizado y biomonitorizado permanentemente y sin necesidad de cables. El tejido incluye unos sensores e-Textile integrados capaces de transmitir de forma inalámbrica un electrocardiograma (ECG), los ritmos respiratorios, la temperatura, la posición relativa del paciente (en descanso, de pie), su índice de actividad física e incluso la posición espacial.

La comunicación se realiza a través de una red en malla inalámbrica que permite la asociación de dispositivos, sobre la base del estándar de comunicaciones inalámbricas de corto alcance, denominado Zigbee. En este caso, es imposible utilizar el GPS, ya que no funciona en interiores y, al mismo tiempo, el sistema Zigbee presenta un consumo mucho menor, siendo energéticamente mucho más eficiente.

El proyecto, gracias a un Sistema Seguro de Información en Red, realiza una representación visual de la ubicación en tiempo real de una forma gráfica, representados sobre un plano del hospital o la clínica donde se encuentre el paciente. Así mismo, este sistema cuenta con otras herramientas suplementarias, como por ejemplo, alarmas en caso de desplazamiento de un paciente fuera de los límites físicos del centro, registro continuo del ECG del paciente, detección en tiempo real de arritmias, bradicardias, taquicardias o fibrilación.

Beneficios evidentes

Los beneficios de este sistema son más que evidentes. El paciente puede levantarse y moverse por el centro donde está hospitalizado sin problemas. En caso de presentarse algún tipo de anomalía, los responsables del seguimiento conocen la ubicación exacta del paciente y podrían atender cualquier urgencia de forma rápida y eficaz.

Este prototipo es especialmente importante para la apertura de una nueva línea de trabajo, que si bien en este caso se encuentra focalizada en control de pacientes, podría adaptarse fácilmente a otros ámbitos. El consorcio de empresas e instituciones que conforman el proyecto espera comercializar este sistema en menos de un año.

 

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar