California no pondrá etiquetas con advertencias en las bebidas azucaradas

Un Proyecto de Ley de California pretendía poner en todas las bebidas azucaradas una advertencia similar a la que tienen el alcohol y los cigarros sobre sus efectos para la salud.  

 

En febrero de este mismo año se presentaba en el estado de California (Estados Unidos) un Proyecto de Ley para etiquetar todos los refrescos y bebidas azucaradas que superaran las 75 calorías con un pequeño mensaje de advertencia sobre sus efectos para la salud. La idea era etiquetar ciertas bebidas con mensaje del tipo “Advertencia de seguridad del Estado de California: Tomar bebidas azucaradas contribuye a la obesidad, la diabetes y las caries dentales". Algo muy parecido a lo que actualmente aparece en otros productos de consumo como los cigarrillos y el alcohol.

 

Por su parte los representantes del sector de refrescos alegaron que la advertencia era injusta, pues no se aplicaba a otras bebidas y alimentos.

 

Así pues, durante varias semanas la Asamblea Estatal de California escuchó a todas las partes implicadas: el Senador Bill Monning, principal promotor de la nueva reglamentación, a quienes están a favor de la medida como el CCPHA (Centro de California para la Defensa de la Salud Pública), a la LCHC (Coalición Latina para una California Saludable) y la CBHN (Red de Salud de la California Negra).

 

Por ejemplo el Senador defensor del proyecto de ley, Monning comentó que “la advertencia habría sido la herramienta más eficaz para educar a la población sobre los peligros de las bebidas azucaradas”. Y añadió que “cambiar los hábitos es el mayor reto en el mundo de la salud”. Para los senadores que han votado en contra, pese a que el sobrepeso y la obesidad son graves problemas, opinaban que no se puede demonizar a los refrescos y hacerlos únicos responsables de ello. De hecho según dichos senadores, sólo el 4% de las calorías de la dieta de los estadounidenses procede de la ingesta de bebidas gaseosas.

 

Para que la propuesta hubiera salido adelante diez senadores deberían haber votado a favor y sin embargo solo consiguieron siete votos a favor y ocho en contra. Sin embargo en la Asamblea se ha llegado a la conclusión de que el Proyecto de Ley crea tanta confusión como lo hace la información pues existen demasiadas etiquetas informativas de advertencia. El senador Monning, quien anteriormente presionó a favor de gravar más los refrescos, afirmó que seguirá impulsando las etiquetas de advertencia.

 

Si dicha propuesta hubiera seguido adelante, California se habría convertido en el primer estado del país en exigir advertencias en las bebidas azucaradas.

 

Las bebidas azucaradas han sido objeto de críticas por parte de defensores de la regulación sanitaria, pues las consideran la principal causa de enfermedades prevenibles. De hecho la ciudad de Nueva York prohibió las bebidas azucaradas grandes en 2012, lo que provocó demandas y campañas de los negocios.

Etiquetas: bebidas azucaradasrefrescos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar