Bolsas ecológicas a partir de caña de azúcar

cana-azucarEl Grupo SPhere acaba de lanzar la primera bolsa elaborada a partir de caña de azúcar. Esta, reduce completamente las emisiones de dióxido de carbono gracias a la contabilización del CO2 absorbido por la propia planta durante su crecimiento dentro de su ciclo de producción. ¿Estarías dispuesto a pagar un poco más por una bolsa ecológica?

Según un reciente estudio casi tres cuartas partes de los españoles estaría dispuesto a pagar un poco más por una bolsa de basura ecológica que no fuera tan perjudicial con el medio ambiente. Por ello el Grupo Sphere ha presentado una bolsa que tiene un coste cero para el medio ambiente. Según un estudio de análisis del Ciclo de Vida llevado a cabo por PricewaterhouseCooper Ecobilan el pasado año, se puede afirmar que reduce las emisiones de CO2 en un 100%.

En realidad esto no significa que en las fábricas de estas bolsas no se emita dióxido de carbono, sino que teniendo en cuenta todo el ciclo de fabricación, durante el crecimiento de la caña de azúcar con la que se fabricará posteriormente la bolsa, la planta absorbe como mínimo la misma cantidad de dióxido de carbono.

En el centro de producción se genera polietileno vegetal, "el primer bioplástico reciclable que no contamina" explican desde la marca. Además, este compuesto mantiene las propiedades típicas de los plásticos derivados del petróleo.

Otras alternativas

Sin embargo la caña de azúcar no es la única alternativa a los plásticos desarrollados a partir del "oro negro". Otras investigaciones han demostrado la viabilidad en el uso de bacterias específicas para la generación de bioplásticos o el uso de restos madereros para la creación de plásticos para embalajes.

Todavía queda camino por recorrer, pero encuestas sobre la posibilidad de que el ciudadano asuma parte de los costes de producción extra de este tipo de plásticos, como la llevada a cabo por SPhere, abren las puertas a la investigación en este campo. Como apuntan desde la empresa, "si 26 millones de hogares usaran este tipo de bolsas de basura no contaminantes de forma habitual, se ahorrarían más de 112.000 toneladas de CO2", es decir, el equivalente al dióxido de carbono emitido por todos los coches de la ciudad de León.

 

 

Etiquetas: ecologíainnovación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar