Así es Windows Phone 8

windows-phone8Tras el anuncio de sus tabletas Surface, Microsoft ha especificado cómo será el sistema operativo del que todo el mundo habla: Windows 8. Respecto a otros sistemas operativos como el de Apple o Android, pocas novedades; eso sí, respecto al suyo propio, un abismo de ventajas. Analizamos las mejoras y diferencias.

Lo más sorprendente a primera vista quizá sea el cambio de su interfaz de mosaicos que con Windows Phone 8 podrán reducirse o ampliarse según lo necesite el usuario, además de facilitar pantallas en triple resolución y ampliarse la gama de colores que exitía en Windows Phone 7. Sin embargo esconde muchas más sorpresas.

A nivel de hardware el nuevo sistema soportará procesadores de varios núcleos y permitirá el pago de NFC, otro de los puntos en los que Microsoft andaba muy por detrás de sus competidores. De hecho se llamará Wallet Hub, nombre que recuerda al Google Wallet de los de Android eso sí, su sistema de seguridad se implementará en la tarjeta SIM, no en el terminal como el sistema de Google. Este nuevo sistema permitirá asociar tarjetas, promocionar compras con cupones, y un largo etcétera de sistemas de ecommerce. También a nivel de hardware permitirá la incorporación de tarjetas MicroSD pudiendo instalar las aplicaciones en las misas.

El nuevo sistema operativo llegará con el navegador Explorer 10 e incorporará videoconferencias con chat. Además, gracias a la incorporación del soporte multinúcleo, mejorará notablemente la multitarea en los nuevos teléfonos y tabletas con este sistema operativo. Sin embargo una de las grandes sorpresas del nuevo anuncio ha sido la integración de los mapas de Nokia, que pasa a ser la aplicación cartográfica oficial para este sistema operativo.

Actualización y reconocimiento de voz

Finalmente, otra de las novedades del sistema es el reconocimiento de voz. El Tell Me se llamará en el nuevo Windows Phone 8 Speech (discurso en castellano) y será de código abierto, lo que abre un mundo de posibilidades a los desarrolladores.

El principal "pero" llega con la actualización. Los terminales que dispongan de Windows Phone 7 no podrán incorporarlo, aunque tendrán la posibilidad de mejorar con la versión 7.8.

Microsoft ha acelerado el paso en los últimos meses para intentar alcanzar a sus competidores en el mundo de los dispositivos portátiles. En otoño veremos el resultado y cómo los usuarios ven este nuevo y necesario cambio en el sistema operativo.

 

Etiquetas: smartphonestabletas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar