Aparcar sin tocar el volante

aparcamiento-enorme

Ford ha integrado ya en algunos de sus modelos la tecnología de Asistencia Activa de Aparcamiento. Este sistema permite que sea el propio coche el que realice las maniobras con el volante durante el aparcamiento, con lo que el conductor solo debe preocuparse de la velocidad y el cambio de marchas.

 

Mediante diez sensores ultrasónicos situados en los laterales del vehículo y en los parachoques trasero y delantero, el sistema pretende facilitar la maniobra de aparcamiento y minimizar la posibilidad de roces o desperfectos en la operación. Los sensores situados en la parte frontal buscan huecos entre los vehículos estacionados a un lado. Encontrado un espacio, alertan mediante una señal acústica y una visual en la pantalla de la consola central.

Durante el proceso de estacionamiento, el conductor únicamente tiene que preocuparse de manejar los pedales de acelerador y freno y elegir entre marcha atrás y primera. El sistema electrónico de dirección asistida es sobre el que recae el control del volante. Para ello usa la información recogida por los sensores para encajar el coche en el espacio existente de manera automática.

Kay Müller, ingeniero de Ford, resume así las ventajas de este novedoso sistema: "con solo pulsar un botón, puedes estacionar en los huecos más pequeños y, al mismo tiempo, reduces el riesgo de dañar accidentalmente tu coche o los que lo rodean". Los modelos que ya montan este novedoso sistema de la marca americana son el nuevo Focus y los familiares C-MAX y Gran C-MAX.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar