Al estilo Bond

Ni Rolls-Royce, ni Jaguar,ni Bentley... El Ferraribritánico es el Aston Martin,que, además, combinael lujo y la deportividad comoningún otro coche en elmundo. Aston Martin ganólas 24 Horas de Le Mans en1959. Eran los tiempos deDavid Brown, cuyas inicialespresiden la nomenclatura deestos deportivos. El magnateinglés también buscabapublicidad en las carreraspara los tractores que llevabansu nombre. Desdeentonces, la marca fundadaen 1922 ha cambiado depropietario varias veces.

Bond, James Bond. Elque sigue en la brecha es sucliente Nº 1, el famoso espía007. En tiempos de SeanConnery su coche fue el AstonMartin DB5, y para supróxima película, que se estrenaráeste año con DanielCraig de protagonista, será elAston Martin DBS. En vez de6 cilindros, ahora tiene 12, ysu chasis es de aluminio. Latecnología moderna del ingenieroalemán Ulrich Bez sacóde la crisis este símbolo delimperio británico que ahorafunciona con capital kuwaití.Ver para creer.

Citroën 2CV. Desde1964, Bond ha hecho famosostambién otros vehículos,como el Lotus Espritde Roger Moore en 1977o el tanque T-55 de PierceBrosnan en 1995. Lasinfidelidades a Aston Martinpasan por los recientesBMW 750 y Z3, cuando lamarca alemana se nacionalizóbritánica al comprarMini y Range Rover. ¿Saben,sin embargo, cuál hasido el coche Bond más votadorecientemente en unaencuesta? El Citroën 2CVutilizado en 1985 por RogerMoore en Sólo para tusojos. Y es que los inglesesse pirrian por lo francés.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar