¿Mentes en blanco?


Los científicos fueron sometidos a mayor presión porque, como los políticos habían aprendido de la ciencia-ficción, conocían la fórmula secreta que permitiría a los comunistas destruir América. También los profesores fueron investigados, al poseer el poder para malear las jóvenes mentes. Paranoia en estado puro: ¿se imaginan a los profesores programando las mentes de sus alumnos para convertirlos en máquinas a merced del comunismo?

Algo parecido está sucediendo con la famosa asignatura de Educación para la Ciudadanía. La polémica es parte de la batalla entre religión y laicismo; pero posee un fondo pseudocientífico común con aquella "caza de brujas". Lo llamativo es que cierta derecha y la Iglesia católica usan una idea que procede de pensadores y científicos sociales de la izquierda: el niño sería una hoja en blanco sobre la que se podría escribir cualquier cosa. Es lo que la psicóloga Judith Rich Harris llama "el mito de la educación": creer que los niños aprenden a socializarse por las enseñanzas paternas. Esto es, que el niño sale como sus padres lo educan. Así, si el gobierno de turno intenta educar a nuestros hijos, éstos saldrán como quiera el gobierno. Miren a su alrededor y digan si ven esos humanoides sumisos. Claro que el golpe de efecto queda para el final: se afirma con descaro que se puede programar una mente en desarrollo, que se puede conseguir con una hora a la semana, el tiempo dedicado a la asignatura, y que todos los profesores obedecen los dictados del gobierno.

No estaría de más recordar las palabras de un arzobispo del siglo IX: "El miserable mundo yace hoy bajo la tiranía de la estupidez. Los cristianos creen cosas tan absurdas que sería imposible hacérselas creer a los infieles".
SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.