Muy interesante

¿Cuál es la cárcel más lujosa del mundo?

La prisión sueca de Kolmarden, emplazada en un lugar pintoresco ocupado anteriormente por un antiguo sanatorio, es una de las más modernas y confortables prisiones que se conocen. No hay más que ver las celdas, parecidas a las de un colegio universitario, para hacerse la idea de que es un centro de "seguridad light". Los presos, delincuentes adultos no violentos, disfrutan de ordenadores, gimnasio, televisión por cable y biblioteca. Los dispositivos de seguridad son mínimos, al igual que el gasto por recluso, que es de 800 coronas suecas al día. Tiene una capacidad para 185 presos, aunque no ha llegado aún a llenarse y está lejos de las frecuentes congestiones carcelarias. A los internos se les deja a su aire y lo que importa es que estén presentes a la hora del recuento; si uno falta a la cita sabe que le espera otra prisión donde no disfrutará de las ventajas de ésta. Su filosofía es la opuesta a las habituales en las cárceles de alta seguridad: la aparente libertad y responsabilidad les ayudará a ser más responsables en el futuro.