¿A qué jugaban los niños romanos?
¿A qué jugaban los niños romanos?

En realidad no eran muy diferentes a los de los niños actuales, o al menos contemporáneos. Por ejemplo, uno de los juegos preferidos en su infancia por los romanos eran las tabas, que podían ser de hueso, terracota o bronce.

 

También muy popular era el llamado aún hoy en Italia la morra, que equivale a nuestro juego de los chinos: dos sacan a la vez un número determinado de dedos y gana el que haya averiguado la suma total.

 

Los niños sujetaban un palo con señales y el ganador de cada ronda iba avanzando hacia el centro del palo. El que primero llegara era el vencedor.

 

La gallina ciega era otro entretenimiento. Así como juegos parecidos a las damas, tres en raya, los puzzles, los dados, las canicas o el tiro de la cuerda. Pero si a algo les encantaba jugar era a las muñecas, además de las mascotas animales, a las que llamaban delicia.

 

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.