Cuatro curiosidades sobre “Las mil y una noches”

Pocos libros son tan famosos a nivel mundial como “Las mil y una noches”, una recopilación de cuentos del Oriente medieval narrados, supuestamente, por una sultana llamada Sherezade.

Según la leyenda, existió un sultán persa que, en venganza por la traición de su primera esposa, desposaba una mujer cada noche y al día siguiente la mandaba decapitar. Para no correr con la misma suerte, Sherezade entretuvo al sultán durante toda la noche narrándole una historia cuyo final no desveló cuando llegó el amanecer, por lo que el sultán decidió esperar una noche más y no matarla. De esta forma, Sherezade se las ingenió para sobrevivir durante mil y una noches y acabó convirtiéndose en reina.

Los cuentos de “Las mil y una noches” se denominan “relatos enmarcados”, ya que, en lugar de ser independientes, cada una de las narraciones genera nuevas tramas, y un cuento lleva a hasta otro antes de conocer el desenlace del primero.
Existen muchas versiones de “Las mil y una noches”, y diversas disputas sobre el origen de las narraciones. En Europa son famosas las traducciones de Antoine Galland y de Joseph Charles Mardrus y, en España, las de Juan Vernet y Rafael C. Asséns, escritas directamente del árabe, así como la de Blasco Ibáñez, que tradujo la versión de Mardrus.

Es posible que relatos tan famosos como “Aladino” o “Las aventuras de Simbad el marino” pertenezcan también a “Las mil y una noches”, aunque su origen tampoco está exento de debate. Rizkallah Khawam, autor de una de las traducciones francesas, argumenta que, tras el éxito que tuvo el libro en el siglo XVII, muchos editores empezaron a añadir relatos al conjunto original, y los personajes de Aladino y Simbad podrían formar parte de estas narraciones introducidas.

Etiquetas: culturalibros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar