¿Quiénes han sido el jugador más alto y más bajo de la NBA?

Nada menos que 71 centímetros separan al gigante Muresan (2,31 m) del 'canijo' Bogues (1,60 m).

También te puede interesar: La estatura influye en las enfermedades cardiacas, la diabetes y el cáncer

Hasta hoy, el jugador de mayores dimensiones en la historia de la NBA ha sido el rumano Gheorghe Mureşan. Su estatura es de 2,31 metros y su peso cuando estaba en forma era de 143 kilos. Mureşan, que debe su tamaño a un desorden de la glándula pituitaria, estuvo en la mejor liga del mundo entre 1993 y 2000; jugó en los Washington Bullets y los New Jersey Nets, y dejó para el recuerdo registros dignos y algunas actuaciones notables.

En sus primeros años en la NBA, coincidió en la competición con el sudanés Manute Bol, apenas unos milímetros más bajo. Bol, fallecido en 2010, era muy delgado para su altura (92 kilos). Pasó por varios equipos de la NBA entre 1985 y 1995 y destacó como taponeador. A Muresan y Bol les siguen en el ránking el germano-estadounidense Shawn Bradley (2,29 m, 125 kilos), que jugó en Phildelphia, New Jersey y Dallas entre 1993 y 2005; y el chino Yao Ming (2,29 m, 141 kilos), que jugó en los Houston Rockets de 2002 a 2011. En total, ha habido 26 jugadores por encima de los 2,20 m de estatura, entre los que hay que destacar al gigante lituano Arvydas Sabonis (2,20 m), que fue jugador del Real Madrid antes de dar el salto a Estados Unidos para jugar en los Portland Trail Blazers desde 1995 a 2003.

Curiosamente, en 1985, el sudanés Manute Bol, con sus 2,31 a cuestas, compartió equipo (Washington Bullets) con el jugador más bajo de la historia de la NBA, Tyrone Bogues, que con sus 1,60 metros desafió durante catorce temporadas a los gigantes del baloncesto. Bogues estuvo en cuatro franquicias, aunque su mejor época la vivió en los Charlotte Hornets (1988-1997). No fue un gran anotador, pero era rápido en la conducción y popular por sus espectaculares asistencias.

Una curiosidad: en 1993 fue capaz de taponar un lanzamiento del legendario pívot Pat Ewing, que mide 2,13 metros. Bogues coincidió en el tiempo con otro ilustre bajito de la NBA: Spud Webb, de 1,68 m. Webb jugó en Atlanta Hawks casi toda su carrera y tiene el honor de haber sido no solo el participante más bajo de la historia del concurso de mates de la NBA, sino que fue capaz de ganar la edición de 1986. En la final derrotó nada menos que al vigente campeón y favorito, su compañero de equipo en los Hawks Dominique Wilkins, de 2,03 m. Durante el concursó Webb hizo entre otras piruetas un mate a una mano tras pasarse el balón impactándolo contra el tablero, otro mate a una mano con giro de 360º en el aire o un mate a dos manos con giro de 180º en el aire recogiendo el balón en pleno salto tras hacerlo botar en el suelo.

Etiquetas: curiosidadesdeporteejerciciosalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS