¿Qué es un imán espanta tiburones?

Se trata de un método destinado a evitar la pesca accidental de escualos. Lo están poniendo a prueba científicos en L'Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, y se basa en que el hocico de los tiburones está cubierto con las ampollas de Lorenzini, órganos sensoriales que permiten detectar campos magnéticos en el agua. Cuando estos campos son excesivamente altos, en lugar de atraerles les asustan, de manera que, en teoría, colocando imanes en los anzuelos de los pescadores a una determinada potencia se podría evitar su captura indeseada.

Las primeras pruebas experimentales se están realizando en dos piscinas con tiburones pintarroja o tiburones gato, que suelen cazarse accidentalmente durante la pesca del pez espada. En ambas se depositó comida y en una de ellas, además, se introdujó un imán. De este modo los científicos han podido demostrar que, en esta última piscina, los animales apenas se han acercado a la comida, lo que corroboraría la hipótesis de que el imán puede repelerles.

Tras filmar los ensayos en estas piscinas durante tres meses y analizarlos con herramientas informáticas, los investigadores esperan poder afinar la potencia que requieren los imanes para conseguir este efecto, así como el número necesario para introducir en los aparejos usados en la pesca artesanal. La iniciativa es interesante si tenemos en cuenta que, según un estudio reciente de la FAO, las poblaciones de tiburones en el Mediterráneo y el Mar Negro han disminuido notablemente en los últimos dos siglos y que los escualos se encuentran en este momento en peligro de extinción. Está previsto hacer experimentos con otras especies de tiburones, como el tiburón azul y el marrajo, que con frecuencia son capturados en la pesca de atunes.

Etiquetas: biodiversidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS